Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Opinión: C.G.T. Regional Concordia en defensa del derecho a la vida

La vida es un don. El derecho a la vida es un derecho fundamental. La vida humana es un bien. Un embrión humano cuenta con información genética que no es idéntica a la de la madre, por lo tanto es una persona distinta de ella.

La vida del niño por nacer está sufriendo el ataque persistente de amenazas programadas científica y sistemática de diversos sectores de la sociedad.

Con ingeniosos eufemismos se pretende eliminar la vida de un ser humano por nacer: aborto terapéutico, eugenésico etc. Terminología confusa y evasiva ocultando el asesinato con jerga como interrupción voluntaria del embarazo, o bajo concepto como el “derecho a decidir” o el “derecho a la salud reproductiva” Ello no es nada más ni nada menos que la muerte violenta y compulsiva de un ser inocente e indefenso.

La comunidad del trabajo no puede aportar con su esfuerzo diario en altísimos impuestos para que existan universidades que enseñen a futuros facultativos a matar personas. Han sido creadas para salvar y curar vidas. El estado no puede convertirse en una máquina de eliminación de personas humanas. Los médicos que se prestarían a esa tarea macabra estarían violando con sus manos manchadas de sangre en pulcros quirófanos, el Juramento Hipocrático y la imprescriptible y eternamente vigente ley natural.

“El derecho a la vida es un derecho fundamental y universal, es decir que le corresponde a todo ser humano. Es un derecho necesario y vital para la concreción de todos los demás derechos universales. Existen hoy muestras de evidencias concretas a la luz de importantes aportes que entregan las ciencias biológicas que la vida humana comienza desde el momento de la fecundación. Esta realidad, en virtud de su condición de ser humano tiene el supremo derecho a que se le respete su vida y ninguna condición de índole utilitarista o social puede justificar su dimensión.Por tanto la vida humana debe ser respetada y protegida de manera absoluta desde el mismo momento de su concepción.

La razón de este respeto hunde sus raíces en que no hay bien superior que la vida, fundamento básico de todos los demás derechos y que nadie puede atribuirse el derecho para determinar qué vida merece ser vivida o su valor.

Dado que el desarrollo de ser humano es un proceso continuo y gradual, la dimensión cuantitativa del ser ha de estar subordinada a la dimensión cualitativa y que lleva grabada en virtud de su condición”.

La Confederación General del Trabajo C.G.T. Regional Concordia en defensa siempre de la vida.
Silvia Delaloye, Delegada Regional- C.G.T. Regional Concordia.
Fernando Barboza, Delegado Regional- C.G.T. Concordia.
Oscar D. Ava, Delegado Regional, C.G.T. Concordia.

1 Comment

    • Tanya
      8 marzo, 2018

      Pues no, no lo entendéis, a Puigdemont lo quieren fuera de la cárcel para internacionalizar el proceso, ya han denunciado a España en la ONU por ir contra los derechos humanos y la carta de derecho civiles, podrían haber aprovechado para auto-denunciarse por no cumplir los derechos del niño y hacer caso omiso del derecho de los niños a la enseñanza en su lengua materna, pero ha sido por falta de tiempo seguro. En fin que ahora vamos a tener un gobieno bicéfalo, uno en Waterloo y otro en Soto del Real, al final va a resultar que en el imperio catalanista tampoco se pone el sol. coupon

      Reply

Dejar un comentario