Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Denuncian que la quisieron abusar en el baño de la Plaza 25

El encargado del lugar, Carlos Díaz, fue quien realizó la presentación de lo ocurrido. Señaló a El Sol que “son entre cuatro y seis personas que cuidan autos; son trapitos y piden plata, pero el problema ocurre cuando se drogan y empiezan a molestar a la gente. La gota que colmó el vaso ocurrió cuando quisieron abusar de la señora que trabaja en la limpieza de los baños», objetó. 

Carlos Díaz, encargado de la Plaza 25, anoche denunció a El Sol que a su compañera intentaron abusarla en el sanitario de ese lugar.             

La queja de Díaz está dirigida a un grupo de indigentes que se apoderaron de  la plaza. «Son entre cuatro y seis personas que cuidan autos; son trapitos y piden plata, pero el problema ocurre cuando se drogan y empiezan a molestar a la gente. La gota que colmó el vaso ocurrió cuando quisieron abusar de la señora que trabaja en la limpieza de los baños», denunció.

“Lo peor de todo es que estamos en frente de la policía y nadie se digna de sacar a esta gente que es peligrosa, nosotros denunciamos el hecho y recurrimos a ustedes porque no pasa nada, indicó Díaz.

La víctima del intento de abuso accedió a relatar su triste experiencia y pidió que su rostro no sea fotografiado.

«Nosotros tenemos un espacio donde guardamos las cosas de trabajo al lado de los baños. Yo estaba guardando las escobas cuando un tipo se me acercó, tenía su pene en la mano y me preguntó cómo me llamaba y se me tiró encima. Yo alcancé a zafarlo y corrí hasta la entrada y pude pedir ayuda», contó la mujer de 44 años. El sujeto después se fue como si nada, anteriormente lo habían visto pedir plata, en la esquina de 1° de Mayo y Urquiza.

“Después no lo volvimos a ver, acá vienen mujeres y chicos de todas las edades y con esta gente estamos en peligro”, agregó.

Tanto Díaz como los trabajadores de la plaza reclamaron que los hechos ocurren frente a la Jefatura de Policía, casi a la vista de los uniformados.

Deja un Comentario