Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Por ahora el riesgo de que llegue la plaga de la langosta a Entre Ríos es bajo

Así lo afirmó el coordinador del Programa de Acridios del Senasa nacional, Héctor Medina, aunque pidió estar “alertas” ya que la posibilidad de que la plaga ingrese a la provincia sí existe.

Precisó que hoy la infestación está atacando principalmente a la región del norte argentino, pero también hay registros en Córdoba y en menor medida en el noroeste de Santa Fe y sudoeste de Chaco. El insecto arrasa con todo tipo de vegetación – cultivos y montes – pero no produce daño a las personas.

“El riesgo para Entre Ríos es bajo pero la posibilidad aunque es mínima está, porque la plaga está presente en regiones cercanas y porque históricamente Entre Ríos fue una de las provincias que estuvo afectada”, explicó el profesional del Senasa nacional sobre la explosión de langostas que desde hace casi “60 años” no se registraba en el país.

“Entre Ríos tuvo la plaga de la langosta previo a la década del 50. Una de las primeras legislaciones es de 1850 de cuando Urquiza era gobernador, por lo cual es algo que pasó y es algo que está cerca, aunque los niveles de infestación en el NEA son bajos”, añadió Héctor Medina.

Por la invasión de estos insectos que atacan todo tipo de vegetación y que – cabe aclarar – no son una amenaza para las personas – el Senasa emitió en junio del año pasado un alerta fitosanitario que se extenderá hasta junio del año próximo.

A su vez, el organismo en conjunto con el INTA, puso en circulación un manual de control y monitoreo para informar principalmente a productores agropecuarios sobre el peligro de la langosta y acerca de cómo mitigar la plaga.

En este sentido, el coordinador del Programa de Acridios remarcó la importancia de que la población conozca la plaga, sepa distinguirla (por ejemplo de las conocidas tucuras que son poco perjudiciales para el agro) y tenga herramientas para poder actuar frente a ella rápidamente. Como recomendación, pidió “estar alertas” e instrumentar un “monitoreo” de la situación.

Hoy la zona del país más infestada es la del noroeste argentino, principalmente “el norte de Tucumán, el norte de Santiago del Estero, el sur de Salta y Jujuy”, precisó Medina.

Distinto es el panorama que trazó en la zona centro, puntualmente en la provincia de Córdoba, donde hay grado medio de contaminación preferentemente en el centro y sur del territorio. También hay algunos focos en La Rioja.

En tanto, en el sector del NEA como ya se expresó, el riesgo es bajo aunque se han registrado casos cercanos como en el “noroeste de Santa Fe y sudoeste de Chaco”.

La gran capacidad de dispersión que tiene la plaga es su arma más peligrosa, ya que con viento a favor puede trasladarse hasta 150 kilómetros en un día y eso hace que vaya de región a región en poco tiempo. Así ingreso al país por Chaco, en 48 horas, procedente de Paraguay.

Finalmente acotó que al ser una plaga que se va trasladando por la región (Argentina, Bolivia y Paraguay) era “lógico” que regresara al país: “Ahora hay que ver como evoluciona”, completó.

Dejar un comentario