Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Los trabajadores de la fruta partieron hacia Neuquén

Ayer un total de 1.500 trabajadores cosecheros de nuestra ciudad partieron al sur del país buscando el sustento para sus familias, la despedida fue emotiva y EL SOL comparte sus historias y vivencias.

“Mi esposo viaja todos los años, es triste la despedida, tenemos una nena de ocho años y vuelve recién a fines de abril, es mucho tiempo que vamos a estar solas, él no va estar para el inicio de clases y para acompañarnos, esto es una oportunidad y, lamentablemente, no queda otra porque no hay trabajo. Mi esposo tiene 50 años y trabaja en un empaque, se quedó sin trabajo a fines de septiembre, cuando terminó la temporada”, dijo Sandra, la esposa de Roberto.

Mirta está embarazada de siete meses. Su marido no se va a encontrar en la ciudad cuando nazca su hijo, con lágrimas en los ojos esta mujer de Carretera La Cruz despidió José, de 52 años, que estaba sin trabajo y decidió emigrar. “Él viaja todos los años, se va a perder el nacimiento de nuestro hijo; pero se va con trabajo, él es embalador y yo cosechera, lo tenemos que esperar, no nos queda otra”, aseguró.

Susana, en cambio, fue a despedir a su hijo Ariel, con su nuera y su nieto. “Lamentablemente, hay que irse, acá no hay nada. Yo tengo 49 años y tengo ganas de ir, veo que hay chicas y familias enteras”, contó.

Walter dijo que “hace cuatro años que voy y es una oportunidad de trabajo, es difícil convivir con gente de otras provincias, estás lejos de tu familia y de tu gente, vivimos en una chacra o en un local. Allá, hay de todo, hay gente que se banca cualquier cosa y la pasa mal, pero al menos hay laburo. Lo triste son los domingos, se lava ropa y se descansa, pero son tristes”, relató.

El secretario del Sindicato Obrero de la Fruta, Alcides Canejo, acompañó a los contingentes en la despedida, “agradecemos a todos los que hicieron posible el traslado como a la gente de la Secretaría de Trabajo. Nosotros estamos colaborando con un paliativo para las familias, en estos meses en que deben irse, para que vuelvan para nuestras cosechas. Vemos, dentro de todo, que hay gente con esperanza”, dijo.

“Esto descomprime la situación laboral de Concordia y trabajaríamos organizadamente con el intendente y con APAMA y las carteras laborales podríamos bajar la desocupación y pobreza de la ciudad, esto es un pequeño grano de arena que gestionamos”, detalló.

“El costo de un pasaje es cercano a los 4.000 pesos y las familias no pueden costear un viaje de 19.00 horas, donde los trabajadores van cómodos, es muy importante, que también podamos controlar y monitorear en qué condiciones van a ir a los trabajadores, por eso estamos comunicados con los gremios y los organismos de fiscalización”, apuntó.

“La idea es que los trabajadores no estén en condiciones indignas como vienen los trabajadores del arándano a Concordia», concluyó.

Deja un Comentario