Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

El papa Francisco ya está en Chile

El papa Francisco ya está en Chile, donde aterrizó esta tarde para una visita pastoral. Fue recibido en el aeropuerto por la presidenta Michelle Bachelet. Se trata de la sexta visita del Papa a América Latina.

El avión de Alitalia que trasladaba al Sumo Pontífice y su comitiva aterrizó a las 19.13 en el aeropuerto internacional de Santiago, procedente de Italia. Minutos después, el Papa pisó suelo chileno.

La presidenta Bachelet y tres pequeños le entregaron un ramo de flores al pie de la escalerilla del avión junto a miembros de la Conferencia Episcopal chilena y otras autoridades. El fuerte viento hizo que Francisco se quitara el solideo al salir del avión.

Luego asistió a la performance de una orquesta juvenil que interpretó un par de canciones mientras Francisco los escuchaba y sonreía.

A las 19.35, el Papa se subió a un auto, que se puso en marcha escoltado por una decena de autos oficiales, rumbo a la parroquia San Luis Beltrán, en la comuna de Pudahuel.

A las 19.53, llegó a la parroquia,donde tuvo un momento de oración ante la tumba de monseñor Enrique Alvear, ex obispo de Santiago, fallecido en 1982 y conocido como el «obispo de los pobres».

Luego, en papamóvil, se dirigía directo a la nunciatura apostólica para descansar y mañana iniciar la jornada con un discurso a las autoridades políticas del país trasandino, incluidos Bachelet y el presidente electo que asumirá el 11 de marzo, Sebastián Piñera

El Papa vivió cerca de un año en Chile durante su juventud y admitió que tiene una cercanía especial con el país en el que permanecerá hasta el jueves -visitará también las ciudades de Temuco e Iquique- para luego continuar su gira a Perú.

En el trayecto desde Italia rumbo a Chile, Francisco sobrevoló el espacio aéreo argentino y como es tradición del protocolo del Vaticano, envió un telegrama de salutación al presidente Mauricio Macri, expresándole sus mejores deseos y bendiciones y con un pedido a todos sus compatriotas: «Por favor, no se olviden de rezar por mí».

Deja un Comentario