Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

El Rosador, lo que hasta ahora no pudo ser

El 19 de octubre, después de su 5to y último triunfo, luego de su 10ª carrera, escribí que el hijo de Little Ollie era un pingo en serio, con perfil de crack.

Seguramente me adelanté o lo quemé y muchas cosas se podrán decir, pero para no faltar a la verdad, dije exactamente lo que a mi entender era el pingo, el gran concepto que siempre tuvo en el Stud de Pellegatta, la forma que trabajaba todas las mañanas y lo que con la edad fue demostrando, cuando aprendió a dosificar su ‘andar’.

Siempre dijo su cuida Roberto, ‘que ese no corre….dispara !!! por la forma que tenía de salir de las gateras, siempre cerca de los 21’ en los 1ros 400 y que si le ponían el cuchillo, después… no llegaba.

Y eso, fundamentalmente fue lo que le pasó en las carreras que perdió, pero con el paso del tiempo y las corridas, fue madurando y Chupino Noriega aprendió a calmarlo y dosificarlo.

Pero siempre tuvo esa velocidad innata, que tienen muy pocos y que lo hace un caballo diferente y lo único que le faltaba era no ‘matarse’ para no bajar el rendimiento en el final, cosa que en las últimas salidas logró.

 EN CUALQUIER PISTA… 

En Palermo ganó en la arena y en el césped, en la normal y en la pesada, y en San Isidro también y si tiene alguna deuda pendiente es en la de arena de Sani, que es de alternativa y nunca se corren las buenas ahí.

 TRABAJANDO, A LA MAÑANA… 

Siempre fue de lo mejor de cada jornada, sea martes o viernes de Palermo (siempre trabajo en la principal).

Con solo mirar en la Revista Palermo Blanca, los trabajos, comprobaran lo que les digo, sobre todo hablando de 800 y 1400.

 EN CARRERA… 

Los parciales siempre sorprendieron, sobre todo de los 400, 800 y 1200 y si tuvo algo criticable, fue algún final, como ya comenté, que no pudo mantener el ritmo y a consecuencia de salir tan ligero, se apagó en los últimos 200.

Pero eso se fue corrigiendo y en las últimas salidas ya demostró que era un caballo en serio y muy completo, no solo en 1400 o 1600, sino posiblemente en 1800 también y el futuro dirá si llega a 2000 o a más distancia también.

Cuando corrió en 1800 paso la milla en 1 33’ y pico, y cuando ganó en 1400 por varios, en 1’ 19’’ 83 muy cerca del record de Macho Fabuloso, paso por debajo del mejor registro de los 1200 (1 7’ y poco).

 ULTIMAS CARRERAS… 

El 17 de setiembre triunfó en el Handicap Cheerful y el 2 de octubre en el Clásico Atlas, en el cual le tiró 10 cps a Nicholas que fue 2do y que luego ganara el Anchorena GI, el día del Pellegrini.

Este fue en punto más alto del hijo de Sidney’s Candy y demostró que estaba preparado para encarar los clásicos más importantes del calendario, como el GP San Isidro GI (1600) que no llegó porque no estaba anotado (14/10), el GP Palermo GI (1600) el 11/11 el día del Nacional en Palermo y el Anchorena GI (1600) el 16/12 el día del Pellegrini.

 PROGRAMACIÓN 

Con la idea de correr una preparatoria parecida al Clásico Atlas, se lo había anotado en el Clásico Enea (lunes 30/10), sobre 1600 en la arena de Palermo, que terminó ganando el tordillo Stivers.
Posiblemente si hubiese corrido en esta carrera y hubiese andado bien, iba directamente al GP Palermo y de ahí con un mes de tiempo, pasaba directo al Anchorena.

 LESIÓN 

Pero en los pingos de carrera, no todo lo que se programa se cumple y muchas veces los contratiempos alteran cualquier calendario.

El viernes 20 de octubre, antes de ir al stud, estuve con un amigo y le dije que El Rosador en cualquier momento le iba a pasar algo porque cada vez corría más y que había peligro de romperse, a pesar de que nunca le había pasado nada.

Esa misma mañana, pasé por su box y lo vi con una venda en su mano izquierda, con hielo, pues había acusado un dolor (manco yendo al box) después de un floreo en 1400, que había sorprendido a propios y extraños.

Sorpresa y media, con mucho susto porque aflojaba y se temió lo peor (sesamoide) pero hasta que no se le hizo un buen chequeo (radiografia-ecografía) no se supo con precisión y eso recién ocurrió a media tarde con el descarte de una lesión grave, ósea o tendinosa.

Luego se le puso un yeso y a los pocos días, con buen criterio, se fue al campo, cerca de Lujan, a descanso, hasta que todo vuelva a la normalidad y no queden dudas de una total recuperación.

Ya estábamos en noviembre, con diciembre encima y con un enero muy caliente en Palermo, así que apuro de volver no hay y posiblemente sea febrero el mes adecuado para su regreso al training, pensando en una reprise de abril, para correr algo bueno en mayo.

Se sabe que cualquier caballo tarda 90 días para correr en condiciones pero a este, sabemos que en 60 ya está, así que lo importante es que esté bien y luego el resto…

La lesión, no fue grave y solo consecuencia de una mala pisada, pozo o algo parecido, con poca rotura fibrilar y casi sin hinchazón, así que creemos que volverá 0 km.

Las carreras bravas están en el 2do semestre y si uno se apura, no se llega a noviembre y diciembre.

Mantener un pingo en el máximo nivel y corriendo contra los mejores, requiere una puesta a punto perfecta y eso exige sanidad y con ésta, entrenamiento exigente, que a una carrera por mes en la milla o una cada 2 meses cuando es más distancia, dice que en 6/8 meses podría correr esa cantidad de carreras y no todos resisten, por eso un descanso, una pretemporada adecuada y una buena programación, pueden dar un excelente resultado en el futuro.

 RESULTADO DE LOS GRUPOS 1 CORRIDOS 

En el GP San Isidro, Nicholas entro 2°, en el GP Palermo Mateco entro 4° ahí nomás y había entrado de El Rosador a 18 cuerpos y en el Anchorena, como dije, Nicholas ganó y había quedado lejos de nuestro pingo.

Este es el mundo de las carreras de caballos y 2 + 2 no es 4, aunque tengas al mejor pingo, con el mejor cuida, con un gran jockey, porque andar a fondo con tremenda máquina, siempre es riesgoso, y cualquier mala pisada puede producir una lesión y piensen cuantos quedarán en el camino, aunque sean muy buenos, sin poder demostrar lo que son.

Por esa simple razón…ganar es tan difícil y tan apasionante, aunque sea en un minuto y pico.
EN LA IMAGEN: El Rosador, con Ponzio y Rapetti.

Por: GUSTAVO RAPETTI/gustavorapetticoncordia@hotmail.com

Leave a Comment