Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Cajeros colapsados sin dinero, calor y malhumor en la ciudad

En medio del convulsionado clima que se vive en el país ayer en pleno cobro de aguinaldos y cronogramas de pago en vísperas de las fiestas, la gremial bancaria hizo un paro que comenzó a las 11.00 horas, la medida ocasionó protestas y el malestar de la gente que se encontraba en las entidades bancarias, como si algo le faltaba a la agobiante jornada de calor hubo faltante de dinero en los cajeros automáticos.

Las colas comenzaron a las seis de la mañana para cobrar , se estima que casi un 40 por ciento de los adultos mayores aún no sabe utilizar un cajero automático y desde hace algunos días el banco dispuso que no se paguen más los haberes ni los beneficios sociales por ventanillas.

Como si fuera poco la semana anterior se conoció la disposición que dice que los empleados no van a ofrecer más ayuda para guiarlos a los abuelos a ingresar a sus respectivas cuentas de sueldo en los cajeros automáticos, muchos de ellos están ahora a la buena de Dios pidiendo ayuda a la gente que está en la cola entregándole datos , números y contraseñas a desconocidos, por lo que reclamaron que a las personas mayores de 75 las entidades bancarias les abonen sus salarios por las ventanillas .

El termómetro había alcanzado los 32° centígrados en la ciudad y estar haciendo cola al rayo del sol era imposible, pasadas las 11.00 horas de la mañana la Asociación Bancaria y sus delegados comenzaron un paro con adhesión en varias casas bancarias del circuito local, lo que causó malestar general en la gente que necesita de los bancos para desarrollar sus transacciones y retirar dinero días previos a la navidad.

La medida trajo malestar y hubo gritos e insultos, en todo momento la sede central del BERSA estuvo fuertemente custodiada por varios efectivos de la policía, las voces que se oyeron fueron de protesta; “porque no vienen los gremialistas de la Asociación Bancaria a dar la cara a la gente, esto es oportunista nos usan a nosotros para acomodarse ellos”, otros en cambio cargaron contra los políticos el sistema en general y los que utilizan a los jubilados para cuando les convienen.

Como si algo le faltaba al clima de efervescencia, los cajeros automáticos comenzaron a quedarse sin dinero y no fueron recargados hasta las primeras horas de la tarde, las colas de toda la mañana habían sido en vano.

Deja un Comentario