Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

El malestar popular se hizo sentir otra vez en las calles

A pesar del discurso presidencial sobre las bondades del ajuste a los haberes de jubilados, pensionados, discapacitados y sectores vulnerables, las cacerolas volvieron a hacerse oír al caer la noche en distintos puntos de la comuna porteña, el conurbano y en plazas de varias provincias.»Olé, olé, olá, olá, si éste no es el pueblo, ¿el pueblo dónde está?», unificó la protesta.

Desde la puerta del Congreso, ya sin el operativo cerrojo de la Policía de la Ciudad, hasta los cien barrios porteños y desde las distintas localidades del Conurbano a las plazas provinciales, las cacerolas volvieron a sonar esta tarde noche para repudiar el ajuste del Gobierno contra los jubilados, pensionados y niñas y niños de las asignación universal.

A pesar de que el presidente Mauricio Macri aseguró ayer al mediodía en conferencia de prensa que el objetivo del recorte de los haberes jubilatorios fue para «cuidar a los jubilados» y les pidió a los manifestantes «que dejen una ranura para creer» que esa ley es «buena», la convocatoria popular contra los planes de ajuste de Cambiemos volvió a copar las calles a partir de las redes sociales.

«Ole, ole, ola, ola, si este no es el pueblo, ¿el pueblo dónde está?», cantaban los vecinos reunidos en las puertas del Congreso anoche. «Parece un chiste, él pide que aceptemos las reformas, cuando Macri no abre la cabeza ante el pueblo que es esto, este reclamos, ¿cómo los vamos a aceptar? Jubilados afectados, niños afectados, familias enteras que se quedan sin comida. Es una estafa», repudió un joven que se acercó a la protestas, mientras que otro: «Es un robo esta ley que aprobaron por la mañana, ¡cómo le van a ajustar a los más pobres! Tienen que sacarle a los más ricos, todo al revés está haciendo este Gobierno».

«¡Unidad de los trabajadores! ¡Y al que no le gusta se jode, se jode!», eran otros de los cánticos que se repetían en la puerta del Congreso, mientras los diputados trataban la reforma tributaria, acordada entre el Gobierno y 23 gobernadores provinciales, lo que condicionó el voto de los diputados del bloque Argentina Federal.

«Nuevos cacerolazos en contra de la ley de reforma previsional y la ley tributaria», «Sigue la bronca», «¡No es reforma es saqueo a los más vulnerables!», fueron algunos de los comentarios en las redes a través de las que se viralizaron las protestas.

El repudio al cambio del cálculo de movilidad jubilatoria que el oficialismo aprobó con los votos de los diputados del bloque Argentina Federal ya había convocado a vecinos en distintos puntos de la Ciudad y del país anoche. El punto de encuentro de esta madrugada había sido el Congreso, donde miles les exigieron a los diputados que rechazaran la reforma, al igual que desde el mediodía lo habían hecho gremios, movimientos sociales y personas de a pie, que fueron reprimidas por la Policía de la Ciudad, la Policía Federal y la Gendarmería.

Deja un Comentario