Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Quién es Emmanuel Echazú, el único imputado en la causa

El subalferez se presentó a declarar a raíz de un peritaje que le harán en las heridas de su rostro. Los motivos de su imputación respecto a la desaparición de Santiago Maldonado.

Ayer al mediodía la Fiscalía Federal de Esquel pidió que la autopsia al cuerpo hallado en el río Chubut la realice el Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema de la Nación, en Buenos Aires, con participación de todas las partes de las causas, es decir las cinco querellas y el único imputado, el subalferez Emmanuel Echazú.

Echazú es el gendarme que declaró haber recibido un piedrazo durante el operativo, y no está imputado porque exista alguna prueba en su contra, sino por un tecnicismo. La razón es que luego de que se solicitara un peritaje sobre las heridas que habría recibido en el Pu Lof, el uniformado se presentó en el expediente con un abogado defensor por considerarse sospechado, y por ese motivo quedó imputado.

Gendarmería bajo la lupa. Una de las cuestiones más urgentes que tiene la Justicia es saber qué hizo cada uno de los gendarmes que participó del operativo el 1 de agosto en la Ruta 40.

La investigación se centró sobre dos hombres de la fuerza. El jefe del Escuadrón 35, Fabián Méndez, y Echazú, del 36, que regresaron a sus bases el 2 de agosto a las 5.30 de la mañana. Todo el operativo del día anterior, donde ocurrió la desaparición forzada de Santiago Maldonado, había finalizado cerca de las seis de la tarde.

¿Qué hicieron Méndez y Echazú en todo ese tiempo? Son casi 12 horas en las que no se sabe dónde estaban ni qué hicieron los gendarmes señalados, y que el juez Lleral deberá reconstruir valiéndose de los nuevos peritajes que la PFA está realizando sobre los teléfonos de todos los oficiales que estuvieron el 1 de agosto en la ruta 40.

¿Fue un piedrazo de los mapuches o arañazos de Maldonado? Es uno de los interrogantes sobre las heridas de Echazú, que fue fotografiado con su rostro ensangrentado por una herida al parecer cortante que le atravesaba la parte derecha del rostro.

Ante la Justicia declaró que recibió un piedrazo al borde de la ruta 40, en la entrada a la comunidad mapuche, antes de ingresar al territorio. Sin embargo, su declaración se contradice con las imágenes que lo muestran a la vera del río Chubut ensangrentado.

Dejar un comentario