Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"
Lunes 27 de Marzo del 2017 - 03:29

La tendencia del futuro: pequeños autos para grandes ciudades

“Las megaciudades de mañana demandan conceptos de movilidad y vehículos distintos a los que conocemos hoy”, asegura un funcionario de Mercedes Benz.

Para el año 2050 habrá 10.000 millones de habitantes en el planeta y dos tercios vivirán en las ciudades. Si se cree en pronósticos como los de la ONU, cada vez habrá menos lugar. La previsión es además que para 2030 haya más de 40 ciudades con más de diez millones de personas.

Esto no sólo tendrá efectos en la vida cotidiana, sino en los automóviles que se utilizan, consideran los expertos. “Las megaciudades de mañana demandan conceptos de movilidad y vehículos distintos a los que conocemos hoy”, asegura Alexander Mankowski, de Mercedes

El poco espacio disponible en este tipo de metrópolis y el congestionamiento que sufrirán le auguran un buen futuro a los autos compactos, estiman los investigadores. Sin embargo, aún no parece haberse registrado un cambio en la oferta en este sentido.

Algunos analistas, como Ben Butlin, del instituto Jato Dynamics en Harrow (Reino Unido), ven que hay una mayor tendencia hacia los autos más pequeños en Europa, sobre todo en el segmento B.

Allí dominan modelos como el Volkswagen Polo, el Opel Corsa o el Ford Fiesta, pero también surgen novedades como el Opel Karl, el nuevo Ford Ka+ o el regreso del Smart Forfour.

En el segmento A, en cambio, la oferta no se modifica desde hace años y no hay perspectivas de que lo haga.

En una gama algo superior, con cuatro asientos en lugar de dos, hay cada vez modelos más pequeños que se adaptan a la ciudad, entre los que están el Toyota Aygo, el Citröen C1 y el Peugeot 108, que se venden a unos 9.000 euros.

Además están el renovado Volskwagen Up (desde 9.850 euros), el Seat Mii (8.990 euros) y el Skoda CitiGo (8.790 euros). El Renault Twingo, similar al Smart, se vende a 9.690 euros, al igual que el Suzuki Celerio.

Como estos autos compactos suelen utilizarse en trechos cortos, no se justifica un diésel. Por eso, la mayoría de los minis se ofrecen sólo a gasolina, o incluso modelos eléctricos. Si se toma en cuenta todas las opciones, no hay otro segmento en el que haya una oferta tan amplia de coches eléctricos.

Volkswagen está construyendo su modelo más pequeño, el Up, en versión eléctrica y Daimler quiere transformar todas las versiones del Smart para que sean eléctricos, según anunció su jefe de desarrollo, Thomas Weber.

En tanto, Mitsubishi construye un auto eléctrico de diseño en este segmento, el EV, que no sólo puede comprarse al fabricante japonés por 23.790 euros, sino que a partir de un acuerdo de cooperación puede conseguirse en Peugeot como Ion por 19.390 euros o por el mismo precio en Citroën como el C-Zero.

El Smart no es el único ejemplo de que aún hay campo de desarrollo para los autos compactos. Numerosos fabricantes presentaron en los últimos años microcoches para las megaciudades. Pero prototipos como el Volkswagen Nils o el Mini Rocketman se quedaron en piezas únicas.

Los Chevrolet Electric-Network Vehicles (ENV) sólo alcanzaron la fase experimental, el Toyota iRoad se encuentra únicamente en los negocios de alquiler y otros modelos fronterizos, como la motocicleta BMW-Roller C1 o el eléctrico biplaza Renault Twizy sólo tuvieron éxito dentro de un mercado reducido.

Pero esto posiblemente cambiará en breve, según estiman muchos expertos en tendencias. Por el momento no hay ningún proyecto nuevo para un coche compacto, al menos ninguno sobre el que se esté hablando públicamente.

Sin embargo, cuando comiencen a circular flotas de vehículos totalmente autónomos en las ciudades, que trasladen a sus pasajeros como si fueran taxis robots o que esperen aparcados en estacionamientos fuera de las ciudades, podría llegar la hora de los autos compactos.

Por algo el prototipo del auto de Google, desarrollado en California, es un coche diminuto para el estilo estadounidense. Este tipo de escenarios no deberían verse como algo lejano, advierte Johann Jungwirth, responsable de digitalización en Volkswagen. “Lo viviremos antes de lo que todos creen”, asegura.

CALIFICA LA NOTICIA

4 Muy Mal
Opiniones de los Lectores:
4 ( 2 Votos )

Deja un Comentario