Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

La encontró en un basural agonizante, y le salvó la vida

Orlando Núñez encontró a una perrita agonizando en un basural, pese a sus humildes ingresos se hizo cargo de la atención y le salvó la vida.

Ésta es la increíble historia de Orlando Núñez, un cosechero que encontró a una perrita agonizando en un basural, la levantó y la llevó hasta un veterinario, haciéndose cargo de los costos de la atención. Pese a sus humildes ingresos, logró salvarle la vida.

Orlando es un vecino de nuestra ciudad que se dirigía a cobrar su semana de trabajo después de desempeñarse en una quinta como cosechero. Así, el pasado sábado mientras caminaba por calle dos de Abril, entre ruta 4 y Gregoria Pérez, en un gran basural, escuchó lastimosos gemidos de un perro que estaba en una bolsa de panadería.

Al ver que se trataba de una perrita muy lastimada y maltratada, la colocó en una caja y la trasladó hasta el consultorio un veterinario. El profesional, tras examinarla, le detectó moquillo muy avanzado; además tenía su lengua mordida debido a que había padecido convulsiones.

Tras practicarle las curaciones de rigor y luego de medicarla, gracias al rápido accionar de Nuñez y del veterinario, el pobre animal abandonado en un basural hoy tiene esperanzas de vivir.

Destacamos está noble acción por la que el humilde trabajador gastó parte de su sueldo de cosechero para salvarle la vida a la cachorra pitbull que abandonaron a la buena de Dios.

Orlando Nuñez manifestó a EL SOL sentirse “muy contento por salvarla de una muerte segura, no me arrepiento de haber gastado mi plata, Dios nos dará por otro lado”, afirmó. Ahora resta ponerle nombre y empezar una nueva vida.