Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

San Lorenzo de Villa Adela se consagró campeón de la Liga Concordiense

El equipo de Villa Adela venció ayer a Salto Grande 2 a 0 y se consagró por primera vez en su historia  Campeón de un Torneo de Primera División de la Liga Concordiense de Fútbol. El barrio fue una fiesta y la gente copó la cancha en los festejos. Juan Carlos Chagas, el creador de la cancha, que lleva su nombre, fue invitado de honor. 

A esta frase la escuchó muchas veces, se la dijo en millones de oportunidades, pero vale la pena volverla a escribir: “terminaron cantando bajo la lluvia”. Y es la pura verdad de lo que ocurrió ayer en Villa Adela, tras el pitazo final de Guido Córdoba y que se dio por la consagración de San Lorenzo por primera vez en la historia Campeón de la Primera División de la Liga Concordiense de Fútbol.

Abrazos, lágrimas, llantos, gritos, cánticos, rondas, brincos, todo valía para festejar ayer el título con toda la gente, que luego también ingresó a la cancha para abrazar a sus jugadores. Pero todo en un clima de familia, de fiesta, sin que nadie forcejee con un jugador por una prenda, ni nada que se le parezca, la gente quería abrazar a los jugadores y agradecerles por este momento histórico.

El DT, Mario Delduca buscó a su familia, que fue toda a la cancha y saludó uno por uno, más que nada a su esposa Daniela y a uno de sus hijos, Juan, por bancarle esta “locura” todo el año. Todo era felicidad, y nadie faltó a la cita, ni siquiera el mentor de que haya una cancha para jugar y para dar la vuelta olímpica, como Juan Carlos Chagas quien orgulloso saltó a la cancha y saludó a todos los dirigentes, hoy amigos, que le ha dejado todo este tiempo porque nadie olvida lo que hizo cuando estuvo al frente de la CTM.

Julio Izaguirre ni bien lo vio le gritó “esto es todo tuyo, sos el padre de todo esto”, y lo abrazó casi eternamente. La sonrisa del mismísimo Presidente de la Liga, Julio Larrocca, que observó todo con orgullo, porque fue una gran fiesta dentro de la cancha, donde se entregó el premio limpiamente, y luego se dejó el lugar para el alocado festejo de todos.

El mismo Larrocca, acompañado de Horacio Sandoval, Daniel Odiard y Herbeé Lugrín le entregaron al tan eterno, pero más querido aún Gabriel Gallegos, quien luego de un tiempo de frustraciones por su grave lesión ahora saborea la dulzura de que su equipo fue campeón, y vaya si tuvo que ver con ello un líder positivo como él porque no dejó nunca de alentar desde afuera. Y ayer se dio el gusto, gracias a que así lo premió Delduca, de ingresar en los últimos minutos para jugar y sentirse, merecidamente, campeón.

Todas esas emociones tuvieron la justificación plena de la llegada del título, que se da por primera vez, que llegó tras un proyecto, una gran campaña y por ello el premio es más que merecido. El campeonato está en buenas manos, porque cuerpo técnico y jugadores fueron un canto al trabajo y a la disciplina, a la conciencia de que por ese camino se llega, siempre. Solo hay que sortear los ciertos sinsabores que puede proponer el fútbol, un deporte donde se gana y se pierde, sólo eso y que no se debe dramatizar nada.

Ayer, San Lorenzo le ganó a Salto Grande y terminó primero en un “campeonatazo”, si cabe el término, porque fue un torneo excepcional que se definió en la última fecha, donde hasta la penúltima jornada había cuatro candidatos y ayer eran tres. Libertad, que goleó a Estudiantes, y 9 de Julio, que le ganó a Constitución, lucharon hasta el final y no deberán sentirse menos que el campeón, porque pusieron e hicieron todo, y hay lugar para ellos también para la ovación, el aplauso, el reconocimiento por ser grandes equipos, dentro y fuera de la cancha.

Lo mismo para La Bianca, siempre protagonista de la lucha arriba, Comunicaciones y así todos. Todos jugaron y defendieron sus colores como corresponde. Y permítasenos pedir un aplauso para Salto Grande, que ayer jugó como si también tuviera chances de ser campeón, sobre todo el primer tiempo.

Esos pibes jugaron para ser los grandes de mañana, porque lo hicieron con guapeza y con fútbol, sin pegar una sola patada, fiel al estilo de un gran entrenador como Juan Etchegoyen, quien sobre el final tuvo el gesto de “arriarlos” a todos y les dijo “hay que saludar a quienes vinieron a verlos”. Un técnico que si sigue en Salto Grande volverá pronto a primera, porque él es de primera, sin duda.

Tantas cosas hay para contar, que se nos entrevera el relato, el hilo que deberíamos llevar, pero es como si estamos en el medio de la fiesta, todo sucede y en la mayoría del tiempo desordenadamente, pero es una linda locura, más para los jugadores y cuerpo técnico que lo disfrutaron a mil, y los dirigentes se sumaron porque también lo merecen por el gran trabajo que hacen en el club, y lo que quieren a la institución.

Por eso tienen merecido este “carnaval” anticipado para festejar algo que quedará en la historia para siempre. Todos, de una u otra manera, tendrán su apellido bien puesto, y bien ganado cuando se escriba la historia de este campeonato y se ponga que San Lorenzo fue el Campeón, el primer título en la Liga Concordiense, en la Primera División.

Y como dice el título: “La Grande cayó en Ojeda”, y es alusivo al héroe de la tarde, Javier Ojeda, el autor de los dos goles de ayer que le terminaron dando esta vuelta olímpica inolvidable. Pero hay que destacar a todo el equipo, que a pesar de no haberla embocado en el primer tiempo salió con todo en el segundo, y consiguió el primer gol casi de entrada, al minuto de juego, como para tranquilidad de todos y el restante enseguida, a los 6, para delirio de toda la gente. En la primera, Ojeda definió cruzado y justo tras una pelota que le quedó justita, y el segundo lo hizo de cabeza tras un fenomenal desborde.

De allí en más, todo fue controlar a los pibes de Salto Grande, que casi ni inquietaron a Niebosyn, pero en parte porque hubo murallas en la mitad de cancha y en la defensa, con altos rendimientos. Para más adelante, Mario Delduca se guardó a Pablo Hamadé y luego, como dijimos, a Gabriel Gallegos, para darles su premio de jugar, porque son dos ejemplos a seguir. Cuando ellos dejen de jugar se los empezará a extrañar por lo que transmiten dentro y fuera de la cancha, dos líderes sumamente positivos.

El pitazo final de Guido Córdoba (de impecable labor) desató el festejo, que ya estaba recorriendo los cuerpos interiormente pero no se le podía dar salida efectiva hasta ese final. Y fue desahogo, alegría, sonrisa mezclada con llantos, abrazos interminables, festejo alocado, que continuó hasta quien sabe qué hora, a pesar de la pertinaz lluvia que caía y la que a nadie le importaba, porque en definitiva era una invitada más a la fiesta, a los festejos de un San Lorenzo merecidamente campeón.

Podemos decir que era un club en serio y ayer recibió el Diploma, el que colgará para siempre en una pared, en una vitrina, con lógico orgullo. Felicitaciones San Lorenzo. Salud Campeones!!!.

 RESULTADOS DE LA ÚLTIMA FECHA 

Salto Grande 0 – San Lorenzo 2.
Colegiales 1 – La Bianca 1.
Alberdi 1 – Santa María 0.
Comunicaciones 1 – Wanderer´s 0.
Estudiantes 0 – Libertad 4.
9 de Julio 2 – Constitución 0.
Victoria 2 – Nebel 0.

 Posiciones Finales:  San Lorenzo 52 (Campeón), Libertad 51, 9 de Julio 50, La Bianca 45, Comunicaciones 43, Estudiantes 37, Alberdi 36, Victoria 35, Colegiales 28, Wanderer´s y Santa María 27, Nebel 26, Salto Grande 22, Constitución 17.

 PETIT TORNEO 

Es intención de la Liga jugarlo miércoles 6 y domingo 10. Es un solo partido en lo que serían las semifinales y los ganadores definen la última plaza al Federal C. Recordemos que ya están Colegiales (por descender del Federal B), San Lorenzo (como campeón) y la tercera plaza sale del Petit, que juegan:

9 de Julio vs. Estudiantes
La Bianca vs. Comunicaciones.

Nota: Libertad no juega el Petit y obviamente tampoco ocupa plaza para el Federal C, por estar jugando el Federal B (mantuvo la categoría).