Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

El mundo pierde la batalla contra el cáncer

La guerra contra una de las más temidas enfermedades que asolan a la humanidad se está perdiendo a pesar de los avances de la ciencia y de los esfuerzos de gobiernos, instituciones y ONGs, de acuerdo con expertos reunidos en una cumbre contra el cáncer.

Sanchia Aranda, presidenta de la Unión Internacional contra el Cáncer, señaló que no obstante los progresos en esta materia, las medidas para combatir el mal no son las adecuadas, lo que a su juicio es “una forma más amable de hablar del fracaso”.

Para poder combatir más eficazmente este flagelo, Aranda afirmó que “deberíamos tener unas ambiciones más altas y trabajar de manera colectiva para poder tener prevención, diagnóstico y tratamiento”.

Representantes de 70 naciones participaron en este cónclave, entre ellos la Reina Letizia de España, la princesa de Jordania Dina Mired, el presidente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom, y los presidentes de Uruguay, Tabaré Vázquez, y de México, Enrique Peña Nieto, así como la vicepresidenta de Argentina, Gabriela Michetti.

Aranda consideró que para alcanzar la meta de reducir un 25% las muertes prematuras por cáncer en 2025, “se debe empezar a trabajar desde las ciudades para acelerar el acceso equitativo a una atención médica de calidad”.

También le concedió mucha importancia a la “voluntad política” aunque matizó señalando que aunque es necesaria “ésta no es suficiente” para dar una “vuelta de tuerca” en esta cruzada.

“En el desafío del cáncer los gobiernos tienen un papel importante para crear políticas y aspectos como los impuestos”, afirmó la dirigente.

Según la OMS, en 2015 hubo 8,8 millones de defunciones en el planeta ocasionadas por el cáncer, casi una de cada seis muertes se debieron a esta enfermedad.

En México representa el 12% del total de fallecimientos con más de 80.000 al año y se estima que uno de cada tres mexicanos recibirá el diagnóstico de cáncer en algún momento de su vida.

Peña Nieto dijo que para combatir efectivamente la enfermedad se requiere de un “modelo de atención que permitirá unificar los criterios, formas de manejo y presupuestos” así como “la inversión oportuna con un enfoque integral”.

Cerca de 70% de las muertes por este mal se producen en los países de ingresos medios y bajos donde pocos pacientes tienen acceso a un tratamiento, según el mandatario, quien estimó que el problema “refleja”, como muchas otras cosas, “la desigualdad económica que afecta al mundo”.

El titular de la OMS señaló que la mayoría de los casos de cáncer se presentan en las ciudades, y esto representa “una carga importante para los sistema de salud”.

Por ello, el político etíope alentó a los gobiernos a “trabajar juntos para hacer de las urbes lugares para la prevención y control del cáncer” y en “epicentros del cambio” que permitan extender la vida de millones de personas “en cualquier lugar donde residan”.

No faltaron los pronósticos apocalípticos sobre el futuro de esta enfermedad pues, según Francisco Becerra, director asistente de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), si continúa la situación como en la actualidad y “no mejoran las políticas”, el diagnóstico de cáncer va a aumentar 50% para 2030.

El problema central, en éste como en muchos otros ámbitos, es el dinero, pues los “recursos son limitados para mejorar la situación”.

“Tenemos problemas debido a las políticas públicas inadecuadas para prevenir el cáncer, acceso limitado a detección temprana y diagnóstico tardío”, afirmó el funcionario.

Al cierre del encuentro de un día, la reina Letizia Ortíz, presidenta honoraria de la Asociación Española contra el Cáncer, insistió en una palabra clave, que es “la prevención”.

La soberana definió a ésta como algo que “va más allá de no fumar, hacer ejercicio, alimentar correctamente o no exponerse sin moderación al sol”.

“El abordaje del cáncer implica investigación, prevención e información y otros elementos”, expuso.


Fuente: (ANSA)

Dejar un comentario