Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Por “klarificar” el desorden se lo quieren “llevar puesto”

Concordia, no alcanza a levantar vuelo en la explotación de los variados –y algunos inigualables- atractivos turísticos que tiene, sumida en un “tire y afloje” de privados con funcionarios políticos y concejales, azuzados por algunos medios incendiarios que acusan sin fundamentos serios al “hombre del intendente” llamado de urgencia para que ponga orden a una situación económica desmadrada por gastos descontrolados de quien estuvo en un primer momento a cargo del timón del EMCONTUR, el contador Martín Buraglia.

Max Klaric, fue elegido estos días como blanco de todos los sectores y quedó expuesto a ser “carne de cañón” sin atinar a responder nada dejando que crezca la sensación de un desorden que no generó, sino que justamente fue al Ente a tratar de “poner en caja” ese organismo municipal.

Y ese justamente, parece ser el principal problema: “la caja”, la que es reclamada ahora por los privados que la quieren “manejar” en un insólito pedido para que el Estado privatice fondos públicos, tal disparate pondría en inmediata violación de expresas normas que terminarían por hacer desaparecer a un organismo pensado para generar políticas en pro del acrecentar el turismo y generar el efecto multiplicador que se le reconoce en la economía, termina convirtiéndose en un correveydile infernal.

Klaric dice a EL SOL que “asumí la presidencia del EMCONTUR porque el Intendente decidió que podía ayudarlo desde ahí en una etapa donde se imponía la necesidad de regularizar cuestiones administrativas principalmente que estaban generando serios problemas y que, de no atenderse, podrían interferir en el impulso que el Intendente quiere darle a la actividad turística.”

“Mi compromiso fue ordenar, regularizar y cambiar la situación de un estado de deudas y compromisos innecesarios a un estado de control del gasto y administración eficiente.”

“Ordenamos las cuentas y reorganizamos la administración del Ente. Ahora las finanzas del organismo están en orden y permiten planificar y trabajar mejor.”

“Convoqué a trabajar a todos. El turismo es un tema que me interesa y siempre me entusiasmó pensar en todo lo que podemos hacer desde el sector para ayudar a que Concordia crezca, pero reconocí, desde el primer momento, que hay gente que conoce mucho más que yo del tema y por eso convoqué, escuché, trabajé en conjunto y atendí los consejos y demandas de quienes tienen más experiencia y comparten esta misma visión de una ciudad con un fuerte desarrollo turístico, que redunde en crecimiento sustentable y proyección de futuro.”

¿ Usted sabe que está siendo duramente cuestionado ?. “Sí, hay críticas y cuestionamientos más interesados en hacer daños que en construir, yo no me he preocupado en publicitarme como un funcionario que trabaja mucho y bien, el protagonismo es de la actividad turística en sí misma y si tenemos éxito no va a ser el mío porque formo parte de un equipo donde el que pone el objetivo es el intendente Cresto, sin embargo, si tengo que dar un paso al costado lo voy a hacer convencido que puse todo de mí para cumplir esos objetivos y con la tranquilidad de que el EMCONTUR que van a encontrar quienes tengan la responsabilidad de sucederme será un organismo muy distinto al que nosotros encontramos.”

Mi compromiso es con el Intendente y la gestión. El Intendente tiene mi renuncia presentada desde el día que asumí, porque siempre quise dejar absolutamente en sus manos la decisión del lugar que ocupo y las responsabilidades que me asigne. Si mi dimisión sirve a la gestión desde ya que seguiré comprometido con este proyecto y a disposición de lo que el Intendente determine en función de sus planes y objetivos.”

Lo que no dijo pero se escuchó decir a su alrededor por fuentes inobjetables: La conducción anterior del EMCONTUR gastaba desordenada y desproporcionadamente.

Había “desprolijidades” en la administración de los recursos del Ente y se generaron deudas por montos muy superiores a los que el Ente podía responder con los recursos con los que contaba.

El desorden dificultaba el control de lo que se gastaba y posibilitó que se produjeran algunas irregularidades que no fueron detectadas hasta mucho tiempo después.

La decisión del Intendente de desvincular a la conducción e integrantes del anterior directorio respondió, precisamente, a la voluntad de poner orden y regularizar la administración del organismo.

El Intendente pensó en Max Klaric como el funcionario que podía asumir, temporalmente, la conducción del Ente para regularizar lo administrativo, reordenar las prioridades, reforzar el vínculo con el sector privado y evitar que la situación interfiriera en el desarrollo de las políticas turísticas que impulsa la gestión municipal en conjunto con los demás actores del sector.

Klaric es un funcionario de confianza del Intendente, que demostró capacidad de trabajo, honestidad y eficiencia en los temas en los que debió intervenir.

Evidentemente el desplazamiento de los anteriores miembros y la regularización administrativa llevada adelante por Klaric tuvo consecuencias:

-El resentimiento de los funcionarios desplazados.
-La preocupación de que quedaran al descubierto las irregularidades cometidas.
-La interrupción de “beneficios” a personas vinculadas con la anterior conducción – La necesidad de estos mismo ex funcionarios y allegados (motivada seguramente por la desesperación) de tirar primero y sembrar sospechas antes que salieran a la luz las desprolijidades que generaron las serias dificultades económicas que la nueva conducción del Ente tuvo que asumir, contener y regularizar.

El Sol preguntó a una de esas fuentes: “Si es solamente una “campaña sucia” que algún interesados tomaron como bandera, ¿por qué renunciaron los tres concejales que integraban el directorio y hay quejas del sector privado?”

El sector privado, lógicamente, manifiesta preocupación ante lo dicho y publicado, pero guarda prudente silencio sobre lo ocurrido en la etapa anterior. ¿Por qué?

“Antes –dijo la fuente- no hubo ex funcionarios resentidos, “privilegios” interrumpidos, “campaña sucia” ni medios empeñados en desgastar la imagen del funcionario a cargo del Ente.”

“En el actual escenario algunos actores vinculados al sector privado quieren “despegarse” de los cuestionamientos en una maniobra del tipo “yo no tengo nada que ver”.
Entonces, puertas adentro expresan conformidad con los cambios, comprometen apoyo y se solidarizan con los ataques, al mismo tiempo que destacan la impronta de trabajo de la conducción actual, pero “para la tribuna” manejan otro discurso. 

 LOS CONCEJALES RENUNCIANTES 

“En el caso de los concejales operan razones similares. Si bien hay otros factores que explican en cada caso en particular él porque de la decisión adoptada. De todos modos, es llamativo que algunos de los que en los últimos años guardaron silencio o “dejaron pasar” hoy sean los que, para afuera, se muestran más críticos y exigentes.”

 ¿CUÁL ES LA SITUACIÓN ACTUAL DEL ENTE? 

Un funcionario al mando de Klaric, aseguró que “los recursos se administran con responsabilidad. Claramente la prioridad en el gasto es el desarrollo de estrategias de promoción, publicidad, alianzas estratégicas, planificación, etc. Varias acciones en los últimos meses así lo demuestran. Se está trabajando en el Plan Estratégico de Turismo. Se trabaja en conjunto con el sector privado. Se consolidaron los vínculos con las ciudades de la región de Salto Grande para trabajar juntos en acciones de promoción y posicionamiento. Se promueven capacitaciones, iniciativas y programas de mejoramiento en cada uno de los aspectos que involucran al personal relacionado con el Ente. Hay líneas claras de acción y una visión compartida sobre la construcción de una verdadera ciudad turística, en un proyecto pensado a largo plazo y que involucra a todos.”, contra esto es evidente que se alza una multitud de operadores e informadores de éstos en un plan que tira por elevación al intendente para socavar sus ideas y poner palos a la rueda turística como para que sigamos ubicándonos en los últimos puestos del ranking de las ciudades que eligen los turistas para visitar sumidos en una eterna batalla individual en el que cada uno tira para su lado y esto no es “Concordia” sino voces disonantes que hacen visualizar una “Incordia” que fastidia a quienes buscan “paz y amor”.

.