Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

El presidente de la UIA dio su visto bueno a la reforma impositiva y laboral

Miguel Acevedo aseguró que “no estamos en la década del 50” y por tal motivo no le teme a la flexibilización laboral. Solicitó la eliminación de una serie de impuestos que los denominó “anti-producción.

Miguel Acevedo, titular de la Unión Industrial Argentina (UIA), consideró hoy que tanto la reforma laboral como la tributaria “están enfocadas en modificar la estructura impositiva” y que “no se habla de bajar sueldos”. Así, dio su visto bueno a las reformas del gobierno de Cambiemos. Categórico, el presidente de los industriales dijo que “no le tengo miedo a la flexibilización laboral, ya no estamos en la década del 50”.

Acevedo consideró que “hay que pensar en aquellas industrias que se nutren del mercado interno, en estos casos, si los empleados tienen mejores sueldos, sube el consumo. Ese es el círculo virtuoso”. También ponderó la ley de ART y que “cada vez hay más provincias entrando (adhiriendo)”, porque implica “salir de un negocio perverso que contamina todo”, aunque se encargó de aclarar que “no tiene nada que ver con la reforma laboral, que toca puntos que deben discutir los sindicatos”.

De cara al futuro, estimó que “creo que la negociación en sí, ahora va a ser entre el gobierno y los gobernadores, por supuesto que laboral con la CGT pero más que con empresarios o con los que tienen que pagar los impuestos, acá lo que se esta viendo es como se reparte el gasto, ahí es el tema”.

Acevedo planteó que “nos dirigimos hacia un mundo más tecnológico, más moderno y bueno, nosotros tenemos una ley laboral que data de 1974, es antigua en algunas cosas” y que “hay cosas que hoy no tienen ningún sentido”. Aunque manifestó que “será una discusión que tendrá que ver con los gremios”.

Además, aseguró que “acá nadie va a precarizar el empleo, eso sería absurdo” y que “no hay que poner esto en buenos o malos, en ‘combatiendo el capital’”. Explicó que el empleado “tiene derechos y tiene obligaciones” y que no cree que haya desprotección. “Es decir, no veo un tema de trabajo esclavo general, eso sería imposible en la Argentina actual”.

Sobre la reforma tributaria consideró que “los contribuyentes tenemos que empezar a mirar la discusión entre los gastadores de impuestos” y se refirió al encuentro con el presidente Macri. “Fue sobre las reformas tributarias y laboral pero hay que empezar a ver la letra chica. Va a haber una reforma tributaria y de empleo, ese es corazón de todo”. Frente a impuestos como el que se quiso poner al vino, dijo que “hay que sacar los impuestos anti-producción y anti todo”.

En ese sentido, opinó que “los derechos a la producción primaria son parte de una cadena productiva” y que “cuando más producción haya va a ser mejor para el país”. Saludó la baja de retenciones a la soja y llamó a que bajen más “para que se coseche y se produzca más”.