Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

En La Pampa, atacaron a huevazos a Macri: “No había seguridad en las zonas solicitadas”

Desde el Gobierno le apuntan al peronismo que lidera el primer mandatario pampeano, Carlos Verna.

El presidente Mauricio Macri sufrió ayer un nuevo ataque por un grupo de manifestantes que, portando banderas de pueblos originarios, arrojó huevos y palos contra el auto oficial que lo trasladaba hacia la ciudad pampeana de Santa Rosa, así como también una persona lo increpó durante un acto partidario y lo cuestionó por la situación de los mapuches.

El Gobierno vinculó los hechos al PJ local, liderado por el gobernador, Carlos Verna, quien mantiene una tirante relación con la Casa Rosada.

En el trayecto, un grupo de alrededor de 20 personas atacó el auto Audi gris en el que viajaba el mandatario: algunos de los manifestantes tenían remeras con la consigna “No a Portezuelo”, de la campaña que lanzó la provincia contra una represa sobre el Río Colorado en Mendoza.

“Había 20 personas en la rotonda del aeropuerto que tiraron huevos, algunos palos. Es parte del pasado y no querer ver que la provincia puede cambiar, y también un poco orquestado por el PJ de La Pampa”, relataron a NA integrantes de la comitiva que viajaban junto al jefe de Estado.

En ese sentido, las fuentes consultadas remarcaron que fueron “guiados por la Policía de La Pampa que obviamente trató de no evitar que eso pasara” y se quejaron: “Es lamentable por parte de la seguridad del Gobierno provincial que no puede ni siquiera cuidar a un Presidente”.

“La seguridad cuando un Presidente va a una provincia es del gobierno provincial, pero no había seguridad en las zonas solicitadas. Además, sin previo aviso la policía cambió de rumbo y la caravana debió tomar por un lugar alternativo y fue nuevamente atacada a huevazos”, señalaron.

Según indicaron, el vehículo del mandatario fue atacado a huevazos en dos oportunidades: antes y después de visitar a una panadera de Santa Rosa que lo había contactado a través de Facebook.

Sin embargo, destacaron que el líder del PRO “no le dio relevancia” al ataque sufrido en la previa del acto partidario.