Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Juez rechazó prisión preventiva de 2 policías, pero los alejó de sus funciones y les prohibió acercarse a la Comisaría 3ª

Los acusan de fraguar actas, privación ilegítima de la libertad, abuso de funciones y falsedad ideológica de instrumento público, además de otros delitos.

En la mañana de ayer, en la Sala de Audiencias Nº 3, con la presencia del Juez de Garantías Darío Perroud, el fiscal José Arias, los imputados oficial Juan Federico Ifrán, de 31 años, y el suboficial Héctor López, de 49 años, y del abogado defensor de ambos, Rafael Briceño, se resolvió rechazar el pedido de prisión preventiva solicitada por la Fiscalía, aunque se les prohibió tanto el ejercicio de la actividad policial, como el acercarse a la Comisaría 3ª y, además, se les quitaron las armas reglamentarias, por lo que ambos seguirán en libertad mientras se prosigue la causa en su contra.

Al respecto, el fiscal José Arias manifestó a nuestros cronistas que, ayer, “tuvimos la audiencia de prisión preventiva, donde expuse los motivos, las pruebas que hay en contra de los policías, el juez valoró esa situación, dio por acreditado con el cuadro de probabilidad de requiere la instancia que los policías fraguaron las actas de procedimiento, que falsificaron las firmas de los supuestos testigos de la actuación, todo eso con el fin de incriminar injustamente a una persona”.

Asimismo, consideró que “más allá de los prontuarios o los antecedentes que puede tener, también merece un juicio justo en cada uno de sus procesos” y agregó que “ésta situación fue la base por la cual el juez dispuso medidas de coacción respecto de los dos policías imputados, dejándolos en libertad pero prohibiéndoles el ejercicio de la actividad policial, prohibiéndoles acercarse a la Comisaría Tercera, que es donde cumplen funciones, y sacándoles las armas reglamentarias”.

Luego, recordó que la causa se inició “el 24 de julio, tras una denuncia de un robo, y la policía, a partir de ahí, armó toda una serie de procedimientos falsos para incriminar a esta persona”.

En este sentido, detalló que “en el trámite de esa investigación del robo se dispuso la detención de esa persona, su prisión preventiva – estuvo sesenta días preso en la Unidad Penal- y, luego, como resultado de la investigación, advertimos que el teléfono sustraído había sido utilizado ese mismo día por la víctima, que a su vez se comunicaba con uno de los funcionarios hoy imputados, por lo cual el robo no podía haber existido nunca. Se convocaron a los testigos de acta y dieron cuenta que ellos no participaron de esa detención ni del secuestro del presunto celular robado, quedando clarito que se trató de una falsificación de actas”.

Por este motivo, consideró que se configuró “una privación ilegítima de la libertad, de propia mano y por llevar a error a la justicia, que en consecuencia dispuso la prisión preventiva a esa otra persona, sobre la base de un error provocado por las actas”.

Más adelante, continuó, “el concurso de delito, porque también hay falsificación de instrumento público, falsedad ideológica de instrumento público, abuso de funciones y demás, tiene una pena en expectativa alta, que permitiría su ejecución condicional, es un tema a debatir, así que vamos a esperar el juicio y la condena”.

Imágenes: 1.La Comisaría  3ª 2. Fiscal José Arias