Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Dos hermanos fueron asesinados

Quienes están imputados del doble homicidio son padre e hijo. Mientras que el primero ya fue arrestado, el último tiene antecedentes policiales y está prófugo.

En las primeras horas de la noche del lunes, un llamado telefónico alerto a la policía sobre un hecho de sangre que habría ocurrido en el barrio Agua Patito. Al llegar, funcionarios de Comisaría Séptima hallaron a dos hombres jóvenes con heridas de arma blanca, siendo trasladados en primera instancia al centro de salud del barrio Constitución y, luego, al hospital Delicia Concepción Masvernat, al que lamentablemente ingresaron sin vida.

Las víctimas fueron identificadas como Juan Daniel Almada, de 19 años, y su hermano David Andrés, de 24 años. El primero de ellos presentaba una herida punzocortante en la región intercostal izquierda y otra en la zona intercostal derecha; mientras que el otro presentaba una herida punzocortante en la zona intercostal izquierda.

De acuerdo a lo informado a través de un comunicado policial, “habría ocurrido una pelea entre otros individuos, resultando los nombrados fallecidos a raíz de las heridas sufridas. La investigación llevó a determinar la supuesta autoría del hecho de sangre, lográndose la aprehensión de un hombre de 41 años de edad, domiciliado en el mismo barrio”.

“El procedimiento se llevó a cabo cerca de la medianoche donde además se procedió al secuestro de una moto 150 cc. El aprehendido fue trasladado a dependencias Policiales y puesto a disposición de la justicia, mientras continúan con los trabajos investigativos y en busca de un joven que también habría sido participe del hecho”, concluye el texto.

MIEDO POR SUS OTROS HIJOS

Al respecto, Mariana Alejandra, la madre de las víctimas dijo que “me avisaron (lo que había ocurrido) y cuando fui al hospital, ya estaban muertos. Dicen que la ambulancia demoró mucho y que los gurises se desangraron”.

Luego, reclamó “justicia por lo que hicieron con mis hijos y porque a otros les pueden hacer lo mismo”.

Mientras tanto, Carlos Almada, pareja de la madre de los jóvenes fallecidos aclaró que sus hijos no vivían junto a ellos, ya que “les habían dado una casita” y confirmado la versión de que se habría producido una riña, expresó que “por una discusión se hubiesen peleado a mano, porque los gurises nunca anduvieron con un arma”.

Por su parte, sobre quienes se sospecha que fueron los asesinos, la madre expresó que “siempre les buscaban lío, inclusive iban a mi casa; pero, cómo estaba la familia velando ahí ellos no actuaban; ahora, como falto la familia acá, los cazaron a ellos”.

Luego, destacó que “David tenía dos mujeres, una que está viviendo en mi casa y otra que vive en dónde pasó esto”.

También, sostuvieron que quienes serían los asesinos serían padre e hijo y apuntaron que “a Juan lo mató el padre” y dieron crédito a la versión que dice que esta persona habría gatillado tres veces en la cabeza de uno de los fallecidos, aunque no salió la bala. “Así nos contó la gente que los vieron”, sostuvieron.

Además, señalaron que los presuntos homicidas “viven drogados y les roban a todos” y aclararon que “nuestros gurises estaban haciendo un pisito en su casa cuando estos les llegaron”.

Por otra parte, la pareja de la madre de los jóvenes asesinados dijo que “mi cuñada publicó (en las redes sociales) sobre la muerte de sus sobrinos para avisarles a los otros miembros de la familia y el muchacho que anda suelto dice que le pone que le gusta, si no es él es alguno de sus familiares, entonces ellos deben saber dónde está”.

Finalmente, la madre manifestó su temor de que “me los manden a matar a mis otros dos hijos, los únicos que me quedan”.

TODAVÍA NO DECLARA

Mientras tanto, el fiscal Mariano Zabaleta, quien entiende en el caso del doble homicidio, expresó a nuestros cronistas que “estamos en el inicio de la investigación, sobre testimonios que se han recabado en el lugar del hecho, de personas que han presenciado en forma directa lo ocurrido”.

Asimismo, planteó que “en base a ello ya se pudo determinar, en principio, dos responsables del mismo. Uno está detenido y otro con orden de detención, porque no se lo ha podido capturar. Ambos imputados son mayores de edad y son padre e hijo”.

En cuanto a las circunstancias en que se habría producido el hecho, sostuvo que, “en principio, lo que está surgiendo es que fue dentro de una disputa entre vecinos, que allí se generó una pelea y, bueno, hubo este terrible resultado. La pelea entre vecinos fue por diferencias de vieja data”.

El fiscal indicó que “quien se encuentra prófugo cuenta con antecedentes” y aclaró que no había tomado declaración del detenido, para lo cual tenía 48 horas, “porque me estoy tomando los plazos, voy a tratar de estirarlos hasta último momento, para poder determinar bien la responsabilidad que le corresponde”.

Imágenes: 1.La madre y su pareja. 2.En el barrio Agua Patito (o de las casas Toyota) se produjo el doble homicidio. 3.Comisaría Octava. 4.El fiscal Zabaleta.