Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"
Martes 25 de Julio del 2017 - 17:42

Allanamientos simultáneos en nuestra ciudad por banda narco comandada desde la cárcel

Los allanamientos se enmarcan en una investigación que desbarató una banda de narcotraficantes, cuyo líder seguía moviendo los hilos desde el interior de la Unidad Penal N°3 de Concordia.

Por una orden emanada desde el Juzgado Federal de Concepción del Uruguay, un numeroso despliegue de efectivos -incluido el Grupo de Infantería- se concretó por distintos barrios de la ciudad de Concordia, y otro en inmediaciones de Federación.

Las actuaciones estuvieron coordinadas por el personal de la Subdelegación Concordia de la Policía Federal, con apoyo de hombres llegados desde otras localidades.

En total fueron 15 los allanamientos realizados ayer por la madrugada, en simultáneo, y la mayoría de ellos con resultados positivos. Algunos se concretaron en la zona de Villa Adela, sobre avenida Tavella, en un domicilio de barrio Fátima y en una vivienda en inmediaciones de calle Córdoba y Concejal Veiga. Además de otro en la UP Nº 3.

También se registró una vivienda ubicada sobre la Autovía 14, muy cercana a Federación.

Cerca de las 05.00 irrumpieron en un domicilio de calle Concejal Veiga y Córdoba en el barrio Lavardén, casi en simultáneo y a modo de cerrojo ejecutaron acciones en Villa Adela y seguidamente centraron las operaciones en el barrio Fátima.

Allí los efectivos del grupo táctico reconocidos por su entrenamiento y equipamiento militar rodearon las manzanas del barrio Fátima I, allanando una vivienda que figuraba como un “bunker” de acopio de cocaína que era distribuida en toda la ciudad y en las localidades vecinas. El objetivo era atacar a una banda dedicada al narcomenudeo que administraba las tareas de comercializar, fraccionar y distribuir la droga en la zona noroeste de la ciudad de Concordia.

Dirigía todo desde la cárcel

Todo comenzó con un procedimiento que arrancó en la Unidad Penal N° 3, en las primeras horas de la mañana del viernes cuando los federales se presentaron en el penal y allanaron la celda del cabecilla, un preso que está cumpliendo condena por narcotráfico y desde el penal mediante celular comandaba y dirigía todas las operaciones con el apoyo de su mujer en el barrio Fátima como principal referente.

El procedimiento dejó al servicio penitenciario en una incómoda posición al no detectar las actividades del recluso dentro del penal que burlaba todas las requisas para tener un celular con línea habilitada e internet para establecer las comunicaciones.

Esto pone en tela de juicio el uso de los celulares en la unidad penal, donde muchas veces los penados tienen intensa actividad en la redes sociales y hasta se dedican a “enviar” mensajes a sus víctimas o testigos de los juicios que los condenaron.

De acuerdo a la información que tuvo acceso El Sol por parte de la delegación Chajarí de la federal a cargo del operativo fueron un total de 4,280 kg. de cocaína de máxima pureza, tres balanzas, tres armas de fuego, veintidós celulares, material de corte, 14.800 pastillas para corte, siete rollos de bolsas de nylon, 85 cartuchos de bala de diferentes calibres, 25 rollos de cinta de embalar, 4 chip de teléfonos, gran cantidad de recortes para armado de cebollines, la suma de pesos en dinero en efectivo de cien mil quinientos quince, 100.515 pesos , 3 pendrives y 1 tablet .

Los allanamientos se realizaron en el pabellón Nº2 de la Unidad Penal Nº3, donde se encuentra la celda en la que está alojado Mariano Cano, el cual purga una condena de cinco años de prisión por el delito de Tenencia de estupefacientes con fines de comercialización.

Mariano Cano fue seguido durante varios meses por efectivos de la Policía Federal de Concordia en 2014. Pero la investigación había comenzado con una mujer que vendía droga en su vivienda, y siguió para determinar quién era el proveedor. Luego de las vigilancias sobre los movimientos del sospechoso, en mayo de 2015 allanaron uno de sus domicilios, ubicado a la altura del kilómetro 289 de la ruta nacional 14. Estaban él y su expareja, Johana Fernández, fraccionando la cocaína. Incluso el hombre intentó deshacerse de parte de la droga arrojándola al inodoro. Ambos fueron detenidos y condenados en octubre de 2016.

A Cano le impusieron una pena mayor que a Fernández: cinco años para él, y cuatro años para ella.

Los más importante es que hubo un total de 6 detenidos todos argentinos, mayores de edad:  Hugo Marcelo F, Florentina Beatriz L, Johana Lujan F, Carlos Omar T , Cecilia Lucrecia T , Eduardo Andrés R. Estas personas investigadas resultaron todas detenidas juntamente con el estupefaciente secuestrado. Resta confirmar si una de las mujeres detenida estaba operando mientras cumplía arresto domiciliario en una causa condenada por narcotráfico y junto a su marido seguía interviniendo en la red desde su casa.

  

Deja tu comentario