Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"
Miercoles 28 de Junio del 2017 - 00:37

La revolución olvidada. Homenaje al General Juan José Valle

Sr. Director:

Escuetamente, en el libro de detenidos especiales o presos políticos de la desaparecida Penitenciaría Nacional, figura el ingreso del preso Nº 4498 traído por la División Motorizada por orden del Poder Ejecutivo el 12 de junio de 1956 y que fue ejecutado ese mismo día.

No está escrito en las amarillentas hojas de ese informe que, ese preso era el General de División Juan José Valle, líder del levantamiento contra la dictadura que en 1955 había derrocado al gobierno constitucional cuyo ejercicio de la Presidencia de la Nación Argentina ejercía el gran estadista del Siglo Veinte: Don Juan Domingo Perón.

En efecto, entre el 9 y 12 de junio de 1956, una rebelión llevada a cabo por civiles y militares comandada por los Generales Juan José Valle y Raúl Tanco y el Teniente Coronel Cogorno, se alzaba contra el régimen impuesto por la tristemente célebre «Revolución Libertadora» para recuperar el Estado de Derecho y las libertades civiles. El levantamiento fue sofocado debido a delaciones dentro de la misma fuerza.

Veintisiete compatriotas fueron fusilados por este acto de heroísmo y amor a la Patria sin juicio previo y en horas antes de que los usurpadores impusieran el estado de sitio. En los basurales de la localidad de José León Suárez un grupo de civiles fueron ejecutados a mansalva.

Exactamente a las 20.20, en la Penitenciería de la Nación, Valle fue fusilado por un pelotón cuyos nombres fueron guardados como Secreto de Estado.

Susana Valle, su hija que estuvo con su padre hasta el instante final, escribe este crucial y doloroso momento que le deparó el destino: «Cuando trasladaban a mi padre hacia el pelotón de fusilamiento uno de los soldados salió de la fila y me estrechó en un fuerte abrazo: ¡No voy a disparar contra este hombre afirmó con decisión, inmediatamente fue separado y retirado. Después me apartaron de la escena. Ellos lo fusilaron y yo me lo llevó para siempre en mi corazón».

En esta jornada recordatoria de un tristísimo acontecimiento donde fue derramada sangre argentina el sindicalismo organizado, en solidaridad, gratitud y reconocimiento, honra con la Oración y la cristiana reflexión a estos heroicos compatriotas y ruega por la eterna paz de sus almas.

«Como cristiano me presento ante Dios, que murió ajusticiado, perdonando a mis asesinos y como argentino, derramo mi sangre por la causa del pueblo humilde. Por la Justicia y la Libertad de todos, plasmados nuestros ideales en forma intergiversable. Ruego a Dios que mi sangre sirva para unir a los argentinos Viva la Patria».

General Ingeniero Juan José Valle, 12 de junio de 1956.

Compañeros héroes y mártires de la sublevación de junio del 56: ¡Presente!.

Consejo Ejecutivo Confederación General del Trabajo. C.G.T. Regional Concordia.
Roberto Ferrier. Eduardo González.

Deja tu comentario