Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Primera sanción por acoso sexual callejero

El lunes 20 de marzo, Lucía Cabrera caminaba por la avenida Federico Lacroze cuando un taxista comenzó a perseguirla pidiéndole su número de celular. La joven de 25 años caminó dos cuadras soportando el acoso del chofer, de 47 años, hasta que se cruzó con un oficial de la Policía Federal.

El desconocimiento acerca de los alcances de la Ley contra el Acoso Callejero prolongó una hora y media el procedimiento, pero finalmente Lucía consiguió hacer la denuncia, que le tomaran los datos al acosador, y ayer de mañana fue la protagonista de la primera mediación judicial, en la que se resolvió que el taxista realice un curso de convivencia, diversidad y derechos humanos en la ex ESMA.

“Que el acoso callejero deje de ser esa forma de violencia tan impune y cotidiana que nos aqueja constantemente, y podamos caminar libres por la calle sin que nadie opine sobre nuestro cuerpo ni que nos perturbe por el sólo hecho de ser mujeres”, exigió Lucía.

La joven reconoció que cuando realizó la denuncia, en marzo pasado, ella tampoco estaba al tanto de la sanción de la ley, aprobada en diciembre por la Legislatura porteña y promulgada en enero, por lo cual su primera sospecha fue que su reclamo “iba a quedar en la nada misma”, pero decidió no dejar “pasar desapercibido una práctica seguramente tan común en su vida (la del acosador), pero que tanto daño nos causa”.

La organización MuMalá, por su parte, advirtió la importancia de que, tal como lo contempla la legislación porteña, se capacite al personal policial y judicial para que la norma sirva para frenar el acoso callejero sufrido por las mujeres y no se pierda una hora y media, como en el caso de Lucía, en labrar un Acta Contravencional. “No creo que este tipo vuelva a acosar a ninguna mujer que, en definitiva, era lo que yo buscaba con todo esto”, confió Lucía, quien destacó el hecho de que el acosador tenga que realizar un curso en cuestiones de género para promover su reflexión”.

Según una encuesta realizada por MuMalá este año en la Ciudad de Buenos Aires, el 100 por ciento de las mujeres consultadas afirmó haber sufrido acoso en la vía pública, en la mayoría de los casos desde los 9 años. El Primer Índice Nacional de Violencia Machista arrojó un resultado similar: el 97 por ciento de las 59.380 mujeres encuestadas reconoció haber padecido algún tipo de acoso, razón por la cual el colectivo NiUnaMenos lo incorporará entre sus reclamos el próximo 3 de junio, cuando volverá a las calles.

“Es el tipo de violencia más naturalizado que afecta la integridad de las mujeres”, advirtió Raquel Vivanco, coordinadora nacional de MuMaLá, quien agregó “vamos a seguir impulsando una Ley nacional para que las mujeres podamos transitar libres y seguras”. En Diputados, la organización “Acción Respeto” presentó una iniciativa similar a la Ley 5742 aprobada en la Ciudad, que fue presentada por el legislador del Frente para la Victoria, Pablo Ferreyra.

La normativa, que tiene por objeto prevenir y sancionar el acoso sexual en espacios públicos, contempla la incorporación al Código Contravencional del artículo 65 bis que establece penas de hasta diez días de trabajo de utilidad pública y multas de hasta 1000 pesos a quien acose. La legislación, que espera ser tratada en el Congreso Nacional, tiene como país pionero a Bélgica, donde el acoso callejero puede tener penas de hasta un año de prisión. También está castigado por ley en Perú.

Deja tu comentario